Buenos Aires. La recaudación de impuestos en Argentina creció un 28% interanual en julio a 47.845 millones de pesos (US$11.075 millones), anunció este lunes el gobierno, en un dato que se ubicó levemente por debajo de lo esperado por el mercado.

La economía del país sudamericano crecerá un 8,2% en el 2011, producto de las políticas fiscales y monetarias expansivas adoptadas por el Gobierno, dijo recientemente el viceministro de Economía, Roberto Feletti.

Los impuestos crecieron "en función del comportamiento de la actividad económica y del consumo interno, lo que posibilita fortalecer las políticas destinadas a la producción y el empleo, y del impulso de la infraestructura económica y social", informó el Ministerio de Economía en un comunicado.

"Se destacan entre las causas de la variación de la recaudación los Aportes y Contribuciones de la Seguridad Social, IVA (consumo), Ganancias y el Impuesto a los Créditos y Débitos Bancarios", agregó.

Analistas consultados por Reuters proyectaban un crecimiento de la recolección de tributos del 29,7% interanual en el séptimo mes del 2011 a 48.459 millones de pesos.

El mes pasado, la recaudación de impuestos subió un 30,5% interanual a 48.679 millones de pesos ARECI10 por los tributos al comercio exterior y a la renta, mientras que en julio del 2010 sumó 37.374 millones de pesos.

Argentina comenzó a recuperarse en agosto del 2009 de la crisis global y el año pasado cerró con una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del 9,2%.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández ha estimulado la actividad económica con políticas expansivas, como un aumento del gasto público para fomentar el consumo, que de paso ha alentado a la inflación.