Brasilia. La recaudación de impuestos de Brasil subió casi 11% en julio de este año frente a igual mes de 2009, en medio de un fuerte crecimiento de la economía, mostraron este martes cifras oficiales.

En cifras ajustadas por inflación, los ingresos tributarios aumentaron a 67.970 millones de reales (US$38.800 millones), lo que representa un alza interanual del 10,76% y un récord para un mes de julio.

Un alza en la producción industrial, en los volúmenes de venta y en los ingresos fueron los motores de la subida en la recaudación, dijo en un comunicado el ente recaudador de impuestos.

Los números reflejan además la rápida expansión económica de Brasil, aún cuando las últimas cifras reflejan una desaceleración.

Tras un crecimiento económico interanual del 9% durante el primer trimestre de este año, los analistas consultados semanalmente por el Banco Central estiman que la actividad cerrará el 2010 con una expansión del 7,09%.

En los primeros siete meses del 2010, la recaudación de impuestos acumuló un incremento del 12,2% a 450.900 millones de reales.

Pese al alza en la recaudación tributaria, las cuentas públicas del país están bajo presión por una constante subida del gasto del gobierno en un año electoral.

El superávit primario presupuestario de Brasil se redujo en junio frente al mismo mes de 2009, mientras que el déficit nominal subió de la mano de un alza en el gasto de los gobiernos regionales de cara a las elecciones presidenciales de octubre de este año.