La meta era de Q4 mil 665.7 millones (US$588,9M), según ese ministerio.

Carlos Muñoz, jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), quien dio una conferencia de prensa conjunta con María Concepción Castro, ministra de Finanzas, dijo que la cifra de enero registró un crecimiento de 4,2%, equivalente a Q188,8 millones (US$23,7M) más que en el mismo mes del 2013.

Según Muñoz, se espera que en febrero los ingresos tributarios experimenten un crecimiento de entre 3% y 4%.

Según la SAT, de la recaudación neta —que ya contempla la devolución del crédito fiscal— del mes, los tributos que mayores ingresos reportaron fueron el impuesto sobre la renta con Q155 millones, el IVA Importaciones con Q68 millones y el impuesto de solidaridad (ISO), con Q54 millones.

En proporciones mucho menores están el IVA Doméstico (Q23 millones), el de regalías e hidrocarburos (Q9.2 millones), los derechos arancelarios a la importación (Q6.1 millones), bebidas (Q3.9 millones) y cemento (Q0.5 millones). El resto de impuestos reportaron caídas en su recaudación.

Muñoz explicó que el incremento en el ISR se debe en parte a que algunas instituciones bancarias efectuaron transacciones con rentas de capital por venta de acciones, mientras que en el caso de las importaciones, en esta época del año ingresan al país embarques petroleros que impactan en los ingresos.

vvvvvv

En general, según Muñoz, dentro de la composición de la recaudación se resalta que los impuestos internos representaron el 72%, los impuestos relacionados con el comercio exterior, 27%; y los no administrados por la SAT, el 1%.

El analista tributario Mynor Cabrera explicó que la recaudación a enero pasado presenta una tendencia muy parecida al cierre del año, lo que indica que “hay que ser muy cauto respecto de cómo se va a comportar la recaudación durante el año” porque la tendencia es la misma que en el 2013.

Según Cabrera, no se puede ser pesimista, sino cauteloso sobre los resultados que se tendrán hacia finales de año, puesto que “los grandes problemas que se tienen están alojados en aduanas y no están siendo resueltos”.

El analista recordó que el ISR muestra un desempeño positivo, y aunque no es la parte más importante de la recaudación constituye una tendencia que venía desde el 2013. “El desempeño del ISR fue el que mantuvo la recaudación tributaria creciente durante el año pasado”, afirmó Cabrera.

Agregó que los efectos positivos o “ganancias” derivados de la reforma tributaria seguirán manifestándose con algunos beneficios hasta el primer cuatrimestre del año.

Lo que se esperaría es que a partir de este punto los ingresos empiecen a decaer, y según el analista, en es momento es cuando se deberían hacer los mayores esfuerzos en la parte aduanera. “Este es un buen momento para evaluar los primeros resultados de la intervención en las aduanas, para ver si ha tenido efectos positivos o no”, dijo Cabrera.

Colocación de bonos del tesoro

El Ministerio de Finanzas dijo ayer que con las dos colocaciones de bonos realizadas se ha vendido el 13% del monto aprobado, que suman Q8 mil 335.2 millones (cantidad que equivale a los aprobados en el presupuesto y a los que serán recolocados).

De acuerdo con la ministra de Finanzas, María Concepción Castro, al 12 de febrero pasado se han colocado Q1 mil 115.5 millones en bonos del tesoro, a una tasa promedio ponderado de 7.50% y un período de colocación de 15 años.

Castro comentó que los bonos gubernamentales tienen alta demanda en el mercado nacional.

Refirió que en los dos eventos de licitación que se han realizado en lo que va del año se tuvo una demanda de Q3 mil 923.9 millones.

En la primera licitación se observó una demanda de Q1 mil 941.8 millones, mientras que en la segunda fueron demandados Q1 mil 982.1 millones.

Del total del cupo autorizado a colocar restan Q7 mil 219.7 millones, equivalentes al 87%.

Según la funcionaria, en septiembre próximo se concluirá con la colocación y se ha planificado que a lo largo del año los inversionistas tengan acceso a bonos del tesoro.

Agregó que la demanda proviene del sector privado, principalmente.