La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de Guatemala celebró que la recaudación tributaria en 2012 rondara los US$5.376,6 millones, una cifra superior en casi US$49,5 millones a la meta.

“Logramos un incremento del 7% anual”, dijo Miguel Ángel Gutiérrez, titular de la SAT, al matutino guatemalteco El Periódico. A su juicio, el resultado se logró debido a la implementación de nuevas medidas para frenar el contrabando en las aduanas.

Originalmente, el funcionario había manifestado dudas sobre lograr las metas de recaudación debido a la contracción económica internacional que disminuyó las importaciones.

Los ingresos tributarios en diciembre, julio y agosto destacaron por sobre el resto del año, afirmó Gutiérrez.

“Logramos pasarnos de la meta sin amnistías y con un crecimiento magro en materia comercial. Ahora estamos por discutir la meta para este 2013”, agregó el líder de la superintendencia.

Pero el Ministerio de Finanzas no avala los resultados presentados por la SAT. Según Pavel Centeno, titular de dicha cartera, no se logró el objetivo fijado en el presupuesto, que era de US$5.520,4 millones, es decir, hay un faltante de unos US$143,8 millones.

Ese agujero provocará problemas de caja para comenzar adecuadamente 2013, que se traducirán en desfinanciamiento para hacer pagos a las municipalidades, salarios, aguinaldos pendientes y el comienzo del ciclo escolar.

“El resultado de no recaudar lo tenemos ahora; no tenemos recursos. Además hay que sumar los 580 millones de quetzales (unos $73.4 millones) de deuda flotante legal que tenemos que pagar en enero y febrero. Esto nos da alrededor de 1.6 millardos de quetzales (unos US$202.5 millones) que debemos conseguir de aquí al otro viernes”, criticó Centeno.

Este dinero podría conseguirse del resultado de la última semana de diciembre.