El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, afirmó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018 se atenderá la reconstrucción de infraestructura dañada por los sismos, pero sin descuidar en absoluto rubros como seguridad, salud, educación y programas de asistencia social.

Resaltó que existen áreas indeclinables que, de acuerdo con las leyes vigentes en el país, son primordiales y no pueden ser vulneradas bajo ninguna circunstancia.

El Congreso mexicano aprobará un Presupuesto 2018 con vocación legislativa, destinando recursos suficientes para atender la emergencia, pero sin desatender, temas como seguridad nacional, programas sociales o servicios de salud, ya que ello vulneraría nuestro futuro inmediato”, explicó.

Es por ello, dijo, que el reto para los diputados de la LXIII Legislatura es reorientar los recursos suficientes para la atención a víctimas del sismo y la reconstrucción de las zonas afectadas.