Una recuperación del sector industrial de China, que representa cerca de un tercio de la economía del país, condujo a un crecimiento mejor a lo esperado durante el primer trimestre, junto a un repunte en las órdenes de exportaciones y en la producción de acero.

Datos difundidos el martes por la Oficina Nacional de Estadísticas mostraron que la producción industrial en China creció un 6,5% en el primer trimestre en comparación con el mismo período del año anterior, su ritmo más acelerado desde el cuarto trimestre del 2014.

El lunes, China reportó un crecimiento del primer trimestre de 6,9%, el más fuerte en seis trimestres.

Dentro del sector industrial, las manufacturas crecieron un 7% comparado con el primer trimestre del año pasado. Analistas responsabilizaron por la cifra a la expansión de las exportaciones, en contraste con una contracción de los primeros tres meses del 2016.

Otro sector destacado fue el del comercio y ventas mayoristas, que también se expandió a su ritmo más acelerado desde fines del 2014.

En el período entre enero y marzo, el crecimiento fue de 7,4% en el sector, que se compara con una expansión de un 5,8% en el mismo lapso del año anterior, de acuerdo a los datos difundidos el martes.