Berlin. Grecia sería incapaz de recurrir a los mercados de deuda si obligara a los tenedores de bonos a aceptar descuentos, dijo el ministro de Finanzas heleno a un periódico alemán, declinando sumarse a un debate sobre una reestructuración voluntaria.

"La pérdida de confianza resultante significaría que nos veríamos fuera de los mercados durante mucho tiempo", señaló George Papaconstantinou en una entrevista con Handelsblatt.

"Los costos al final impactarían a la economía real y podrían haber efectos de contagio. Todas estas razones hacen que una renegociación de la deuda no sea deseable para Grecia", añadió.