La presidenta del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, destacó la importancia de la reforma de la Carta Orgánica de la entidad ya que brindará al Gobierno "más instrumentos para profundizar" el modelo de desarrollo y dar "prioridad al crédito para la inversión".

"Es importante valorar el paso que se ha dado; en la letra de nuestra Carta Orgánica aparecía la impronta del viejo régimen; esta nueva carta nos devuelve instrumentos que se habían perdido", afirmó Marcó del Pont en una entrevista publicada este domingo en el matutino Tiempo Argentino.

En ese sentido, explicó que "la prioridad es el crédito para la inversión, porque es una de las cuestiones en las que la Argentina todavía está con una insuficiente cobertura, con créditos de inversión de más largo plazo a tasas razonables con el retorno de estos proyectos de inversión".

"Con la aprobación de la Carta Orgánica, el sector público nacional recupera mayor capacidad para hacer políticas públicas y de regulación que sean funcionales al proyecto de desarrollo que hoy está vigente en nuestro país, para intervenir en la recreación y recomposición del canal del crédito", explicó.

Dijo que "es una carta orgánica bien equilibrada" que "mantiene la independencia del Banco Central para definir sus políticas específicas y los instrumentos", al tiempo que "en el artículo 3 se dice del mandato que sus acciones se deben enmarcar en el contexto de las políticas diseñadas para el sector público nacional".

Las críticas al financiamiento del Estado "no tienen fundamento alguno, tienen un condimento ideológico; lo que subyace es que, o bien el sector público tiene que hacer ajustes, o bien tiene que salir a tomar deuda en el exterior", consideró.

Por otra parte, aclaró que el Banco Central no va a hacer ninguna política de expansión de la cantidad de dinero que crea que es inconsistente con la demanda de dinero, porque la tensión inflacionaria puede surgir de eso, de una política de creación de dinero que no sea acompañada de una demanda acorde".

"Lo que plantea el artículo 20 es que al canal ordinario que ya existe de adelantos al Tesoro, que se devuelve a los 12 meses, se le va a incorporar un canal extraordinario, para circunstancias extraordinarias; esto tiene un rol anticíclico", sostuvo.

La titular del BCRA dijo que "se están diciendo muchas falsedades en torno a esta cuestión y lo que subyace en estas posiciones tan adversas a que el Banco Central pueda financiar al sector público también apareció con el debate por el pago de deuda con reservas: no les gusta que el Gobierno tenga más instrumentos para hacer políticas que profundicen este proyecto".

"Vamos a necesitar en esta etapa de sintonía fina un trabajo coordinado con los ministerios de Industria y Economía para identificar dónde está habiendo problemas, dónde el financiamiento es prioritario y cuáles son las líneas para superar esos cuellos de botella", concluyó.