El ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne, dijo que la reforma del Sistema del Protección Social que aplicará el gobierno no eliminará beneficios laborales, y por el contrario, los mejorará y permitirá que más trabajadores informales pasen a la formalidad.

“El nuevo Sistema de Protección Social no eliminará ningún beneficio laboral, al contrario, lo que queremos es que los beneficios mejoren significativamente tanto en el área de salud como en el aspecto previsional”, manifestó en RPP.

Comentó que hoy en día el acceso de los trabajadores a los sistemas de salud es “pavoroso” y la mejora de los mismos será un legado importante del presidente de la República Pedro Pablo Kuczynski.

Comisión de protección social

Thorne adelantó que hoy se anunciará avances sobre la Comisión de Protección Social, la misma que tendrá siete miembros, de los cuales cuatro serán peruanos y tres extranjeros.

Dicha comisión tendrá una vigencia de seis meses y las conclusiones serán anunciadas por el Jefe de Estado en su Mensaje a la Nación del 28 de julio.

“La comisión verá tres temas para los cuales se está coordinando con tres ministros, de Trabajo, de Salud y de Producción. Con ello queremos ver el tema de formalización, salud y pensiones”, manifestó.

En el tema de formalidad, Thorne señaló que lo que se busca es revertir la actual situación en la cual las probabilidades de que un trabajador formal pase a la informalidad son mayores que las de un trabajador informal pase a la formalidad.

“En salud se busca mayor información entre los sistemas, queremos buscar sinergias entre el EsSalud y el SIS para que no pase, por ejemplo, que ambos construyan un hospital frente a frente”, señaló.

El ministro anotó que en el tema de pensiones se buscará mecanismos que eleven la cobertura, toda vez que hoy en día solo 2,5 millones de trabajadores de un universo de 16 cotizan.