Ciudad de México, Excelsior.com. La Reforma Financiera promulgada por el presidente Enrique Peña Nieto comenzará a dar resultados inmediatos este año 2014, de acuerdo a lo que señalan líderes empresariales del país.

“Los cambios en la banca de desarrollo, la mayor competencia entre las instituciones, los incentivos para que la banca eleve sus líneas crediticias y el fortalecimiento del mercado financiero, propiciarán que el nivel de préstamos otorgados aumente y sus costos se reduzcan desde este año”, aseguró Jorge Dávila Flores, presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

De acuerdo con el empresario, las tasas de interés de los créditos empresariales actualmente rondan entre 18% y 22%, las cuales no son competitivas debido a que la rentabilidad de un proyecto en el país se ubica en 12% en promedio.

“Cuando las tasas son altas los proyectos no prosperan porque la rentabilidad no puede soportarlas. En los últimos años la oferta se estaba ampliando pero su costo la hacía inaccesible.”

Consideró que el país necesita que los préstamos tengan tasas de interés de 7% u 8% para que potencien al sector productivo.

Optimismo

Francisco Funtanet, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), consideró que los efectos de la Reforma Financiera comenzarán antes de que concluya el año.

“Ya no sólo las grandes compañías podrán acceder a financiamiento, ahora las micro, pequeñas y medianas empresas también estarán en posibilidades de usar esta herramienta”.

Detalló que el sector productivo requiere de créditos tanto de la banca privada como de la banca de desarrollo para crecer. “Las empresas pequeñas podrán convertirse en medianas y las medianas en grandes al tener apoyo financiero”.

Los líderes empresariales coincidieron en que la Reforma Financiera permitirá que la economía del país crezca 3,5% este año, tres veces más que el año pasado cuando se estima que ascendió 1,2%.