Lima. El paquete de reformas económicas que ha presentado el Gobierno de Perú para que sea debatido por el Congreso implica un "serio retroceso" en materia ambiental para el país, dijo hoy a Efe el ex viceministro de Ambiente y subdirector de la organización ambientalista Cooperacción, José de Echave.

"Ese serio retroceso va a implicar que los estudios de impacto ambiental se aprueben de manera más acelerada y sin que el Estado haya preparado condiciones para hacer una evaluación rigurosa de ellos", señaló De Echave.

El especialista, quien fue viceministro de Ambiente durante los primeros meses de la actual gestión del presidente Ollanta Humala, expresó su preocupación porque las medidas plantean reducir la capacidad de decisión del Ministerio de Ambiente y el poder sancionador del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

"Como el objetivo del paquete es destrabar las inversiones, al bajar las regulaciones ambientales y sociales, como con el tema de los derechos laborales, se mandará seguramente a la congeladora la ley de consulta previa a los pueblos indígenas. Se busca acelerar las inversiones sin las regulaciones necesarias", sostuvo.

El gobierno peruano envió la semana pasada, con carácter de "urgente", un paquete de medidas para reactivar la economía peruana, que busca impulsar la inversión en sectores como el minero, de hidrocarburos y telecomunicaciones, según fuentes oficiales.

Para De Echave, estas medidas reflejan las presiones que recibe el Gobierno de grupos de poder relacionados con las actividades extractivas.

"Es un falso dilema entre inversión y regulación ambiental, no son opuestas. En el mundo actual van de la mano y las inversiones aceptan que los Estados regulen", enfatizó.

Para el exviceministro, el riesgo de estas medidas se centra en las actividades que se desarrollarán sin el debido control del Estado y que han provocado el rechazo de la población, que teme que se afecte su entorno.

"El peligro es lo que se viene. El peligro es (el proyecto aurífero) Conga como sea, (el proyecto cuprífero) Tía María como sea, (el proyecto hidroeléctrico) Chavin II como sea y varios etcéteras", opinó.

Según De Echave, la iniciativa del Ejecutivo no va a beneficiar a la economía del país y solo va a perjudicar los derechos adquiridos por pueblos indígenas y el medio ambiente.

"Este paquete no va a reactivar las inversiones, y más bien lo que va a producirse son mayores conflictos sociales y ambientales... creo que las medidas van a crear un clima social de tensión que evidentemente tienen impacto en las inversiones", acotó.

El exviceministro participó hoy junto a representantes de organizaciones civiles y sociales en una rueda de prensa en rechazo al paquete tributario que, según opinaron, vulnera los derechos laborales, ambientales y de los indígenas.

Las organizaciones informaron que hoy realizarán un plantón en la céntrica Plaza San Martín, como medida de protesta.

La secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Rocío Silva, afirmó que las reformas económicas tienen un carácter político que responde a los intereses de "una propuesta de desarrollo centrada en el extractivismo".

"Nosotros no podemos considerar que por encima del crecimiento económico podría estar la violación de derechos humanos. Creemos firmemente que la estabilidad y el bienestar no están solo en función del crecimiento de la economía con vulneración de derechos de los pueblos indígenas y de normas laborales", indicó.

El representante de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) Henderson Rengifo afirmó, por su parte, que las medidas buscan favorecer a empresas a las que acusó de contaminar los ríos, bosques y quebradas de la Amazonía.