La Habana. Tras décadas de igualitarismo promovido por su sistema socialista, Cuba está comenzando a ver el surgimiento de distintas clases sociales de la mano de la serie de reformas económicas lanzadas por el gobierno para modernizar la economía.

Aunque comunes en cualquier otro país, las diferencias sociales resultan impactantes para Cuba, un país cuyo gobierno promovió por décadas el igualitarismo en oposición a la igualdad de oportunidades más propia del sistema capitalista.

Esta transformación está provocando cambios en los precios de los productos que consumen los cubanos y dividiendo a la sociedad en cuatro estratos, dijo este jueves un experto local.

La tendencia se ha reforzado en los últimos meses a raíz del plan de reformas económicas emprendidas por el presidente cubano Raúl Castro, quien está reduciendo empleos estatales y expandiendo el sector privado como parte de su desafío por modernizar el país y sacar a flote la dilapidada economía.

"Se van formando de manera rápida cuatro niveles, uno que tiene baja capacidad de ingreso, una que tiene una capacidad de ingreso media, media alta y alta, y en dependencia de estos cuatro niveles se van formando estructuras en el mercado y tendencias de precios en el mercado", dijo Ariel Terrero, el principal analista de temas económicos en la televisión estatal.

"Todavía vamos a ver muchos cambios en los niveles de ingreso de la sociedad, de los trabajadores y en las estructuras de precios o tendencias de precios en la economía cubana", agregó.

Cuba reportó un alza el pasado año de casi el 20% en los precios de los alimentos en el mercado local, una inflación provocada en parte por las reformas económicas, la reducción de la importaciones y el estancamiento de la producción agrícola.

Castro ha dicho que su gobierno no va a desamparar a nadie, pero está pidiendo un cambio de mentalidad y desterrando el paternalismo reinante por décadas. Medios y autoridades locales promueven la igualdad de oportunidades en lugar del igualitarismo.

Terrero dijo que la capacidad de ingresos del sector privado y de los que reciben remesas del exterior está generando en parte el alza de los precios en algunas labores ejercidas por privados, cuya producción está siendo orientada al sector de más alto nivel adquisitivo.

"Estamos viendo entonces que aparecen determinados precios que nos pueden molestar a veces como consumidor pero se van mantener por una razón elemental: hay una capacidad de demanda con solvencia para enfrentar esos precios", dijo.

El experto comentó que a fines de este año medio millón de cubanos estarían incorporados al sector privado, desde unos 362.355 emprendedores en la actualidad.

Terrero advirtió que el país deberá reforzar la protección al consumidor para aliviar las presiones que está generando el alza de los precios en el mercado local, tendencia que afecta especialmente a los estratos de más bajos ingresos como los empleados estatales y pensionados, sector que representa el 40% de la población de 11 millones de habitantes.