Guatemala. El sistema bancario guatemalteco registró en 2013 un total de 565 transacciones sospechosas de lavado de dinero, informó este miércoles el Superintendente de Bancos (SIB), Ramón Tobar.

El funcionario dijo este miércoles a los periodistas que de las 565 transacciones, sólo 225 fueron trasladadas como denuncias a la Fiscalía contra el Lavado de Dinero del Ministerio Público (MP), y entre ellas figuran 30 personas políticamente expuestas, cuyas identidades no reveló.

La denominación de personas políticamente expuestas hace referencia al presidente del país, políticos, funcionarios gubernamentales, judiciales o militares de alto nivel, así como a ejecutivos de corporaciones públicas.

La figura está incluida en la ley guatemalteca que desde 2002 obliga al sistema bancario a detectar los movimientos sospechosos de lavado de dinero como parte de la lucha contra la corrupción y en favor de la transparencia.

Tobar aclaró que los detalles de las operaciones monetarias y la identidad de los supuestamente implicados se mantienen en reserva y no pueden ser revelados.

Comentó que el trabajo de la SIB consiste en trasladar las denuncias al MP para que se investiguen.