Bruselas. La tasa referencial Libor debe ser reemplazada o revisada, dijo este lunes un regulador de alto rango de Estados Unidos, en tanto el jefe de Competencia de la Unión Europea (UE) describió como fueron manipuladas tales tasas, utilizadas para fijar precios de préstamos en todo el mundo.

El escándalo en torno a la tasa interbancaria ofrecida en Londres, usada como referencia para fijar el precio de préstamos y de transacciones con un valor superior a los US$350 billones, provocó una multa al británico Barclays, investigaciones oficiales en todo el mundo, y la promesa de la Comisión Europea de castigar la manipulación de tales índices.

"Es el momento de una referencia nueva o revisada, una referencia saludable que esté anclada en operaciones reales y comprobables del mercado", dijo a miembros del Parlamento Europeo Gary Gensler, presidente de la estadounidense Comisión de Operaciones a Futuro de Materias Primas que aplicó una multa a Barclays de US$200 millones.

La tasa Libor se basa en la evaluación de los bancos de lo que prevén que se les cobrará en lugar de medir la tasa real de financiación.

Las autoridades monetarias en Europa quieren cambiar la forma en que se calcula, y los comentarios de uno de los principales reguladores de Estados Unidos se sumará al impulso que ha tomado un proceso de revisión de la Libor y de referenciales similares.

Hablando ante el mismo auditorio, Joaquin Almunia, que lleva a cabo una investigación de tasas referenciales como la Libor y la Euribor (tasa interbancaria ofrecida para el euro), destacó la preocupación de que no sólo bancos sino también sus corredores podrían haber sido culpables de manipulación.

"El sector financiero se ha convertido en algo demasiado grande, demasiado complejo para sentirse cómodo", dijo Almunia, el comisario europeo a cabo del cumplimiento de las reglamentaciones antimonopolio, a los miembros del comité de asuntos económicos y monetarios del parlamento europeo.

"Necesitamos ver el fin de lo que mucha gente denomina 'capitalismo casino'", recalcó el funcionario.

Almunia dijo que algunos participantes del mercado habían intercambiado información sobre sus posiciones comerciales, intenciones de fijación de precios y expectativas sobre los precios futuros.

Junto con los reguladores internacionales, los ejecutivos de la UE están llevando a cabo una investigación antimonopolio sobre la Libor junto a otros referenciales de préstamos, como la Tasa Interbancaria Ofrecida del Euro y la Tasa Interbancaria Ofrecida en Tokio (Tibor).

"Algunos participantes del mercado se han confabulado para enviar tasas alineadas con el propósito de beneficiar sus posiciones en estos productos derivados, en detrimento de sus competidores e inversores", dijo Almunia, advirtiendo de que habría multas si se descubrían ilícitos.

Cualquier banco encontrado culpable de quebrar las normas antimonopolio de la EU podría enfrentar multas de hasta un 10% de sus ingresos globales. Fuentes dijeron que varios bancos están brindando información a los funcionarios de Almunia con la esperanza de rebajar las penas.

La comisión no ha identificado a los bancos, pero fuentes familiarizadas con el asunto dijeron que Deutsche Bank está cooperando con el regulador de la UE.

Revisión. Las críticas de Gensler se hicieron eco de los comentarios del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, de que el sistema para determinar la Libor era estructuralmente deficiente.

"Es menos la posibilidad de una confabulación si existen transacciones verdaderas que anclan al referencial. Hay menos espacio para una fechoría", dijo el jefe del organismo regulador de derivados de Estados Unidos, pidiendo que un organismo independiente recopile los datos.

La posición obtuvo el respaldo tácito de Michel Barnier, el comisario europeo a cargo de redactar la regulación financiera, que dijo que un paso en tal sentido sería posible.

"Lo único que no es posible es la autorregulación y el status quo", dijo Barnier a los legisladores.

La Comisión Europea, que propone las leyes que incumben a los 27 estados miembros del bloque, está examinando las nuevas normas para regular la tasa Libor, al igual que a otros índices similares.

Las preocupaciones de Gensler son compartidas por el Banco Central Europeo, que en forma separa impulsa un replanteo de la Euribor bajo lineamientos similares, dijeron a Reuters fuentes familiarizadas con el asunto.