Londres. El ministro de Economía de Reino Unido, George Osborne, anunció este martes que su gobierno eliminará el déficit estructural y garantizará el descenso de la carga de la deuda en el país como porcentaje del Producto Interior Bruto para el ejercicio fiscal 2014/15.

En su anuncio del presupuesto más duro en décadas para reducir un déficit público que alcanzó los 155.000 millones de libras en el último ejercicio financiero, Osborne dijo que el nuevo objetivo fiscal formal es conseguir estos logros en el año 2015/16, pero que ha decidido intentar tenerlos un año antes, para aumentar la credibilidad de los planes fiscales.

El ministro de Economía detalló que 77% de la consolidación fiscal provendrá de los recortes de gastos y el porcentaje restante se logrará con subidas de impuestos.

Osborne anunció también importantes recortes del gasto, por lo que se reducirán los presupuestos de algunos departamentos en 25% en términos reales en los próximos cuatro años, se congelarán durante dos años los salarios de los funcionarios y se reducirá significativamente el gasto en medidas sociales.

El 77% de la consolidación fiscal provendrá de los recortes de gastos y el porcentaje restante se logrará con alzas de impuestos.

Impuestos. En la presentación del primer presupuesto del nuevo gobierno británico, Osborne anunció el alza del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a 20% a partir del 4 de enero del 2011, desde 17,5% actual.

La subida del IVA, que cubre a todos los bienes excepto libros y diarios, algunos alimentos y ropa infantil, era una medida ampliamente esperada en el marco de las propuestas del nuevo gobierno.

Las cuentas de servicios públicos tienen un IVA reducido de 5% y Osborne anunció que se elevará a 6%.

"Esta sola medida tributaria generará a finales de este plazo parlamentario más de 13.000 millones de libras anuales de ingresos extra", aseguró el ministro.

Osborne afirmó además que no se subirán los impuestos al alcohol, al tabaco ni a los combustibles.

Mayor crecimiento a largo plazo.  Utilizando las cifras dadas por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR, por sus siglas en inglés), un consejo fiscal independiente, Osborne dijo que la economía crecería 1,2% en 2010, 2,3% en 2011, 2,8% en 2012, 2,9% en 2013 y 2,7% en 2014 y 2015.

Esto significa que la OBR estima que el ajuste fiscal adicional del ministro reducirá el crecimiento en 2010 y 2011, pero lo incrementará a partir de 2013.

Osborne señaló que el organismo había dado su visto bueno a estos planes fiscales al decir que tenían más de un 50% de posibilidades de cumplir sus objetivos fiscales.

EL ministro dijo que el endeudamiento neto alcanzará los 149.000 millones de libras en 2010/11, para caer a 116.000 millones en 2011/12, 89.000 millones en 2012/13, 60.000 millones en 2013/14 y 37.000 millones en 2014/15. En 2015/16, caerá a 20.000 millones.

Estas cifras implican que la cifra neta de deuda será la mitad de la que calculaba el anterior plan del gobierno para 2014/15.

Según Osborne, el endeudamiento neto como porcentaje del PIB caerá de 10,1% este año al 1,1% en 2015-16.

Por ello, el déficit estructural -el agujero presupuestario que quedará cuando el crecimiento recupere la tendencia- se reducirá del 4,8% del PIB este año a un superávit del 0,3% del PIB en 2014/15 y del 0,8% en 2015/16.

El gobierno británico ha advertido de que si no se logra atajar el déficit, podría producirse una crisis de crédito a la griega que amenazaría la calificación crediticia AAA de Reino Unido.