Ante el complejo panorama financiero internacional y su escepticismo sobre la situación de Grecia, las autoridades argentinas reiteraron que el proceso de canje de deuda no se verá afectado.

A lo ya declarado el lunes por el ministro de economía argentino, Amado Boudou, respecto a que la crisis no afectaría el proceso de canje, el secretario de Política Económica de Argentina, Roberto Feletti, afirmó que las caídas que registran las bolsas del mundo y la crisis financiera de Grecia "no van a impactar en la oferta de canje de deuda", que puso en marcha Argentina.

La autoridad estima que la situación griega refleja una crisis interna de la región y reiteró que no habrá algún impacto en el canje.

"Este desplome que se ha vivido en la jornada en las bolsas europeas y en algún modo de Estados Unidos, no se correlaciona con la oferta que está haciendo la Argentina", añadió Feletti, de acuerdo a ambitofinanciero.com

La autoridad ratificó además que el crecimiento del PBI de este año rondará el 5,1%. 

La autoridad se mostró confiada que los activos financieros argentinos son líquidos y de un país solvente, que tiene variables económicas manejables, afirmó el secretario.