San Salvador. Las remesas que recibe El Salvador desde Estados Unidos crecieron un 9,9% a tasa anual en enero, impulsada por la reducción del desempleo en el país norteamericano, informó este jueves el Banco Central.

Las remesas de dinero, que son la base principal de la empobrecida economía salvadoreña, sumaron US$259,3 millones, frente a los US$236 millones registrados en enero de 2010.

La institución financiera indicó que ésta es la tasa de crecimiento es la más alta en los últimos 35 meses, luego de que Estados Unidos se sumergió en una profunda crisis económica.

El crecimiento de las remesas está relacionado con la reducción del desempleo hispano en los Estados Unidos, en donde se estima residen US$2,5 millones de salvadoreños.

"La mejoría observada durante el mes en las tasas de desempleo de los Estados Unidos, ha incidido en el incremento del ingreso por remesas familiares de enero", dijo el Banco en un comunicado.

En el 2010 las remesas crecieron un 2,2% respecto al 2009, para llegar a US$3,539.4 millones. Las remesas equivalen al 16,4% del Producto Interno Bruto (PIB) de El Salvador.