Quito. Las remesas que los emigrantes ecuatorianos envían a su país cayeron 5% en el primer semestre de 2010 a unos US$1.106 millones frente a igual periodo del año previo, dijo este jueves el Banco Central.

Entre enero y junio de 2009, los envíos al Ecuador sumaron unos US$1.164 millones. En 2009, las remesas llegaron a US$2.495 millones.

El Banco Central atribuyó la caída de las remesas a una disminución de los envíos desde España, uno de los principales destinos de los emigrantes ecuatorianos.

"La caída de los envíos de remesas de España obedece en parte a la lenta recuperación de la economía ibérica", dijo la entidad en un informe publicado en su página de internet.

Además de España, los otros países que han recibido una fuerte inmigración de ecuatorianos son Estados Unidos, México e Inglaterra, principalmente.

Las remesas de los emigrantes representan una de las principales fuentes de ingresos para el país miembro de la OPEP, después de los ingresos petroleros y las exportaciones de productos agrícolas tradicionales.