Lima, Andina. Las remesas hacia Perú sumaron US$2.779 millones en 2012 reflejando un crecimiento 3%, informó el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Perú es el segundo mayor receptor de remesas en Sudamérica, detrás de Colombia con US$4.073 millones, y delante de Ecuador con US$2.451 millones, Brasil con US$1.989 millones y Bolivia US$1.094 millones.

El informe “Las remesas a América Latina y el Caribe en 2012: Comportamiento Diferenciado entre Subregiones” señala que las remesas a América Latina y el Caribe mostraron un ligero aumento en 2012 con respecto al año anterior.

Indicó que la región recibió un total de US$61.300 millones en remesas el año pasado, 300 millones más, o un aumento de 0,6% con respecto al monto de 2011.

Del total, los países sudamericanos recibieron US$16.527 millones en 2012, los centroamericanos obtuvieron US$13.171 millones, mientras que los caribeños percibieron US$8.404 millones, y México US$22.446 millones.

México sigue siendo el principal receptor de remesas de la región seguido por Guatemala con US$4.800 millones, y Colombia; mientras que El Salvador y República Dominicana recibieron US$3.900 millones y US$3.200 millones, respectivamente.

En el grupo de países suramericanos se observó una pérdida de valor de las remesas del 4,4% por el incremento de la inflación, que superó las ganancias generadas por el tipo de cambio.

Entre estos, los países andinos en conjunto mostraron una pérdida del 8,1%, especialmente por la apreciación de la moneda local de Colombia (-5,1%) y Perú (4,9%).

Los flujos de remesas siguen representando una importante fuente de ingresos extranjeros en muchos de los países de la región, y constituyen más de diez por ciento del producto interno bruto en varios países, entre ellos Haití, Guyana, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Jamaica y Guatemala.

Estos flujos también representan una importante fuente de ingresos para millones de familias en la región que reciben transferencias para cubrir necesidades básicas e invertir en educación, salud, vivienda y pequeños negocios.