La disparada del dólar ha causado dolores de cabeza a varios sectores económicos, como los comerciantes que traen sus mercancías de otros países, y a causa del fenómeno devaluacionista han tenido que trasladar los incrementos de sus productos a sus consumidores finales, encareciendo el costo de vida. Pero mientras unos tratan de ser competitivos en medio de la fluctuación de la divisa norteamericana, los que sí están contentos son los ciudadanos que reciben remesas, ya que gracias a esta trepada del billete verde ven más pesos en el momento de monetizarlo.

Cifras del Banco de la República revelan que en los primeros siete meses del 2015 los colombianos en el exterior aumentaron en 16% sus envíos de remesas al país, llegando a US$2.694,7 millones, frente a igual período de 2014, gracias a la subida del dólar. Si la tendencia de los últimos años continúa, podemos decir que el departamento donde más han ingresado remesas es Valle del Cauca, seguido por Antioquia y después por Cundinamarca. El Emisor ha confirmado que Estados Unidos es el principal origen de donde llegan remesas al país, ya que en el primer trimestre del año se registraron giros por US$480 millones, seguido por España con US$195,3 millones, Panamá con US$42,6 millones y Chile con US$36,5 millones.

Para Diego Franco, corredor de la firma comisionista Valoralta, estas personas que reciben ingresos provenientes del exterior están mejorando su poder adquisitivo frente a lo que recibían un año atrás. “Ellos están ganando mil pesos más que lo que recibían en 2014. Además, les permitirá mejorar sus niveles de ahorro”.

El experto agregó que de acuerdo con estudios el 10% de las viviendas que se venden en Colombia son compradas por nacionales que viven en el exterior y una tasa de cambio sobre los $3.000 les permitirá aumentar su capacidad de compra.

“El sector de remesas ha evolucionado al adoptar nuevas tecnologías y opciones de envío. Sin embargo, es imprescindible trabajar para que quienes las reciben tengan oportunidades de ahorro”, señaló Fernando Jiménez, gerente del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin).