Los flujos de remesas de los trabajadores migrantes latinoamericanos y caribeños en el exterior registraron una evidente recuperación en 2011, alcanzando niveles cercanos a los previos a la crisis financiera global en 2008.

Pese a la fuerte contracción económica en buena parte de los países de la Unión Europea, los flujos de remesas comenzaron a estabilizarse en 2010 hasta alcanzar US$61.000 millones, la tercera cifra histórica más alta y muy cercana al récord de US$64,9 mil millones en 2008.

Las remesas en 2011 tuvieron una tasa de crecimiento de 6% en comparación con el año anterior, la mayor registrada en los últimos cuatro años, aunque inferior al promedio pre-crisis de 17% entre 2002 y 2008.

Las cifras están contenidas en el informe “Las remesas a América Latina y el Caribe en 2011: Recuperando el crecimiento,” publicado por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), miembro del Grupo BID.

El informe prevé una tendencia de crecimiento positiva de estos flujos agregados en 2012.

De acuerdo con el informe que publica anualmente el Fomin, el principal país receptor de remesas en la región fue México, con flujos del orden de US$22.731 millones, seguido por Guatemala con US$4.377 millones y Colombia con US$4.168 millones.

Un factor importante en la recuperación ha sido el comportamiento favorable del mercado laboral de migrantes a EE.UU., origen de alrededor de tres cuartas partes del total de las remesas hacia la región, destaca el informe de prensa.

Las tasas de desempleo de migrantes latinoamericanos a ese país comenzaron a evolucionar de manera positiva a partir del segundo semestre de 2009 hasta alcanzar incluso una tasa negativa de 7,4% en 2011.

Otra fuente significativa de remesas fue España, segundo país origen después de EE.UU., que ha mantenido los flujos a pesar de la deceleración económica en el continente europeo.

España alberga a 12,8% de los migrantes de toda la región, especialmente los provenientes de Suramérica y, en particular, los de los países andinos. A pesar del aumento del desempleo en el sector de la construcción en España, el mercado laboral en el sector de servicios se ha mantenido relativamente estable, dice el informe.

Explica que las remesas son una importante fuente de ingresos de millones de familias, así como una parte clave de las economías de América Latina y el Caribe, que en varios países llega a superar el 20% del Producto Interno Bruto (PIB).

América y Latina y el Caribe es la región emergente del mundo con la información más completa sobre este sector, gracias en buena parte a los informes e investigaciones sobre remesas que elabora el Fomin.