Desde Panamá se han enviado unos US$414 millones en remesas a diferentes países de la región hasta junio de 2016, manteniendo el primer lugar Colombia, mientras que se recibieron US$205 millones procedentes principalmente de Estados Unidos.

De acuerdo con las cifras de la Contraloría General de la Republica los cinco países a los que se les enviaron más dinero fueron Colombia con US$126 millones alrededor de US$60 millones por trimestre, Estados Unidos en segundo lugar con US$56 millones, unos US$29 millones al primer trimestre y un poco menos en el segundo con US$26 millones. En tercer lugar se encuentra China, que recibió US$46 millones con un fuerte crecimiento en el segundo trimestre donde se reportaron US$29 millones mientras que en los primeros tres meses había sido US$17 millones. Nicaragua ocupa el cuarto lugar en la lista de países que más remesas provenientes de Panamá, con US$40 millones, unos US$20 millones en cada trimestre y en quinto lugar está República Dominicana que registra US$21 millones a razón de US$10 millones por cada tres meses.

Del otro lado dela moneda están los países de los cuales Panamá recibe dinero, este es liderado por Estado Unidos con US$72 millones, de los países bajos se envían US$53 millones, después de allí es mucho menos la cantidad estando Ecuador y Costa Rica en la tercera y cuarta posición con US$6 millones, y China con US$5 millones finaliza el conteo de los cinco mayores.

Contrario a la mayoría de los países de la región centroamericana, las remesas no constituyen un factor importante en la economía panameña. En Centroamérica se observó una evolución positiva de las remesas, donde Honduras, El Salvador y Guatemala son los principales receptores de remesas. El desempeño del mercado laboral de Estados Unidos, también explica dicho comportamiento.

De acuerdo con la Federación latinoamericana de Bancos (Felaban) Estados Unidos tiene un estimado de 21,8 millones de inmigrantes de América Latina según el Census Bureau. De estos se cree que el 11,3% son centroamericanos y el 53,5% son de México. También se sabe que de los migrantes latinos, el 74,8% tiene familia consolidada en los Estados Unidos.

En Sudamérica las remesas tienen como origen a los Estados Unidos, pero también a Europa, en especial España. En esta subregión, como un todo, las remesas caen 10%, situación que se explicaría por las menores remesas dirigidas a Brasil. Por su parte, en Paraguay las remesas caen 18,1% dado que sus nexos con España son amplios y en dicho país el mercado laboral aún no reacciona significativamente.