Las remesas a México mostraron en noviembre un crecimiento del 24,7% interanual, su mayor ritmo en casi 11 años, tras conocerse la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Los envíos de dinero que realizan los mexicanos que viven en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, a sus familias en México, sumaron US$2.362,9 millones de dólares en noviembre de 2016, según cifras del banco central divulgadas el lunes.

La tasa de crecimiento interanual de noviembre es la mayor que se registra desde marzo de 2006, cuando las remesas repuntaron un 27,3%.

Trump, quien triunfó en las presidenciales del 8 de noviembre, dijo durante su campaña que buscaría bloquear la salida de remesas enviadas desde su país por inmigrantes ilegales y construir un muro en la frontera con México.

Analistas habían dicho que tras la victoria de Trump, quien asumirá el 20 de enero, el flujo de remesas a México podría crecer durante los últimos dos meses del 2016.

Las remesas representan una de las principales fuentes de ingresos externos del país latinoamericano, junto con la inversión extranjera directa y las exportaciones de petróleo.

En cifras acumuladas, las remesas se incrementaron en un 9,04% interanual entre enero y noviembre a US$24.625,62 millones de dólares, dijo Banco de México.

En 2015, las remesas sumaron 24.784,77 millones.