México recibió US$1.471 millones por concepto de remesas enviadas en enero por sus ciudadanos residentes en el extranjero, un 2,3% por debajo del nivel registrado en el mismo mes de 2012, informó el Banco de México.

En el primer mes de 2013, la remesa promedio fue de US$287,69, inferior a los US$295,01 de enero de 2012, señaló el banco central en su reporte mensual.

Preciso que en enero pasado se registraron 5,1 millones de operaciones, la mayoría de ellas transferencias electrónicas.

El año pasado las remesas sumaron US$22.446 millones, un 1,57% por debajo del nivel registrado en 2011.

Las remesas, que proceden principalmente de los emigrantes mexicanos en Estados Unidos, son la segunda fuente de divisas en México, después del petróleo, y constituyen un importante ingreso para millones de personas.