Las remesas a México, una de las principales fuentes de divisas del país, repuntaron en marzo un 15,1% interanual por mayores transacciones ante temores a que el presidente Donald Trump imponga restricciones a los envíos desde Estados Unidos.

Los capitales recibidos durante el tercer mes del año sumaron US$2.520,3 millones, informó el martes el Banco de México (central).

En febrero, los envíos de remesas cayeron más de un 1% a tasa interanual.

"El sólido aumento que han presentado las remesas desde noviembre de 2016 podría obedecer a la preocupación de que la nueva administración del presidente Trump imponga restricciones a los envíos de divisas", dijo Goldman Sachs en una nota para sus clientes.

En cifras acumuladas, las remesas se incrementaron un 7% interanual en el primer trimestre a US$6.639,6 millones, dijo el Banco de México.

La mayor parte de los envíos de dinero provienen de Estados Unidos, donde viven unos 11 millones de mexicanos.