Ciudad de México. Las remesas a México, una de las principales fuentes de divisas, aumentaron un 10,3% en julio a tasa interanual, con lo que acumularon 28 meses en zona de expansión, informó este lunes el central Banco de México (Banxico).

El monto de las remesas en julio fue de US$2.867 millones, cifra superior a los US$2.600 millones del mismo mes del año pasado, indicó Banxico en sus estadísticas mensuales.

Los envíos llegaron a México en gran medida a través de transferencias electrónicas durante el séptimo mes del año, con un monto de US$2.790 millones, precisó la entidad monetaria.

De esta forma, entre enero y julio las remesas a México acumularon US$19.111 millones, un aumento del 11,4% contra el mismo lapso del año pasado, de acuerdo con los datos de la institución.

En el 2017, México recibió una cifra histórica de US$30.290,5 millones por concepto de remesas.

Entre enero y julio las remesas a México acumularon US$19.111 millones, un aumento del 11,4% contra el mismo lapso del año pasado, de acuerdo con los datos de la institución.

El Grupo Financiero Banorte dijo en una nota a sus clientes que el flujo de divisas por este concepto continuará hacia adelante, apoyado en gran medida por el dinamismo del mercado laboral en Estados Unidos.

"El crecimiento del mercado laboral norteamericano no sólo se ha traducido en mayores oportunidades laborales para los migrantes mexicanos, sino también en un incremento en la masa salarial de estos trabajadores", explicó el banco privado.

"En este sentido sus posibilidades de enviar un mayor monto de remesas a sus familiares han mejorado", agregó.

Las remesas se han constituido en los últimos años como una de las principales fuentes de divisas de México, junto con la Inversión Extranjera Directa (IED).

Alrededor de 11 millones de mexicanos viven en Estados Unidos, de acuerdo con estimaciones oficiales y de organizaciones no gubernamentales.

México es el principal receptor de remesas en América Latina.