Ciudad de México. Las remesas a México, una de las principales fuentes de divisas del país, subieron en diciembre un 11,17% interanual debido un incremento en el número de envíos en medio de una depreciación del peso frente al dólar y la incertidumbre por la política anti inmigrante del presidente Donald Trump.

Los mexicanos en Estados Unidos enviaron US$2.604 millones durante el último mes del año, marcando un máximo histórico para un mes de diciembre superando los US$2.342 millones del mismo mes de 2016, según cifras divulgadas este jueves por el banco central.

Y en todo 2017 el monto total enviado fue de US$28.771 millones, un 6.6% más que el año previo, marcando un récord para el país.

El número de transferencias en diciembre fue de 8,4 millones de operaciones, en tanto que el monto enviado promedio fue de US$310.

"Los migrantes tienden a incrementar el monto cuando hay una depreciación del tipo de cambio", dijo a Reuters Alejandro Cervantes, economista en Banorte. El peso cedió un 5,7% en diciembre, de acuerdo con datos de Thomson Reuters Eikon.

"Los migrantes con permiso para trabajar mejoraron su situación laboral con mejores sueldos, en tanto que los indocumentados incrementaron sus envíos por el temor de ser deportados", agregó Cervantes.