Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense a largo plazo se debilitaron el miércoles por la percepción de que los bancos centrales de Europa están adoptando un tono menos expansivo, pese a reportes de que los mercados habían malinterpretado comentarios del presidente del Banco Central Europeo.

Los bonos se debilitaron y el euro se fortaleció después de que Mario Draghi insinuó el martes que el BCE podría ajustar los estímulos monetarios, para que no se vuelvan más expansivos en la medida en que la economía se recupera.

Sin embargo, el miércoles reportes dijeron que Draghi pretendía mostrar tolerancia para un período de inflación más débil, no un inminente endurecimiento de la política monetaria, según fuentes familiarizadas con su razonamiento.

"El gran desencadenante de los movimientos de esta mañana ha sido la marcha atrás en los comentarios de Draghi de ayer (martes)", dijo Guy Le Bas, jefe de estrategia de renta fija en Janney Montgomery Scott LLC en Filadelfia.

Los bonos a 10 añoous subieron 7/32 en precio para un rendimiento de 2,22%, un alza frente al 2,20% de este martes. El retorno llegó hasta 2,256 por ciento antes de los reportes sobre el BCE.

Los rendimientos de los bonos aumentan a medida que se acerca el cierre de mes, porque sube la demanda por papeles del Tesoro.

El diferencial de rendimientos entre los papeles a 5 y 30 años aumentó a 95,8 puntos básicos tras haber caído a 91,9, el mínimo desde 2007.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos vendió el miércoles US$28.000 millones en notas a 7 años con una demanda moderada, que culminó la colocación de US$88.000 millones de dólares de nueva deuda esta semana.

Los papeles se vendieron con un rendimiento alto, de un 2,056%, justo por encima del nivel al que se negociaban antes de la subasta.