Los retornos de la deuda estadounidense subían el lunes después de un fin de semana en calma por la ausencia de noticias negativas desde Corea del Norte, mientras los inversores esperaban una subasta de bonos del Tesoro esta semana.

Los rendimientos de los títulos del Tesoro de Estados Unidos a largo plazo y las notas a dos y tres años treparon a máximos de una semana.

"Abrimos (la jornada) en baja porque no hubo nada nuevo sobre Corea del Norte", dijo Justin Lederer, analista de Cantor Fitzgerald en Nueva York. "Ha habido buenas ventas en futuros y el mercado espera la oferta de esta semana. Dado donde están los rendimientos, creo que los operadores están cómodos comprando activos con mayores retornos", agregó.

Los operadores suelen vender títulos del Tesoro para aumentar sus retornos y poder comprar deuda a menor precio ante una nueva subasta, práctica que se conoce como "concesión".

El Tesoro estadounidense subastará US$56.000 millones en deuda esta semana: US$24.000 millones en bonos a tres años el lunes, US$20.000 millones en papeles a 10 años el martes y US$12.000 millones en notas a 30 años el miércoles.

Cerca del mediodía, el retorno del bono referencial del Tesoro a 10 años avanzaba a 2,111%, desde 2,061% el viernes. Los rendimientos de la deuda a 10 años previamente tocaron 2,118%, máximo de una semana.

Por su parte, los papeles a 30 años rendían 2,724%, por encima del 2,680% de la jornada previa, en la que el retorno escaló al tope de una semana de 2,729%.

Poco antes de la subasta del lunes, los rendimientos del bono a tres años subían a 1,417%, desde 1,38% del viernes. Las últimas subastas de papeles a tres años han tenido resultados variados.