Los representantes de los países que conforman la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) se reúnen en Quito para determinar los proyectos productivos que la entidad apoyará.

Esta actividad fue determinada por el Consejo Económico del ALBA, en la reunión celebrada el pasado 10 de abril.

En la reunión se define los lineamientos políticos con los que se guiará el Banco del ALBA para la aprobación de los proyectos productivos de la región. También se concreta los criterios de prioridad con los que se calificará los recursos que serán asignados a los programas.

El Banco del ALBA cuenta con un capital de mil quinientos millones de dólares, pero en cinco años la entidad financiera podrá contar con quince mil millones de dólares, declara Diego Borja, secretario económico de la institución.

Los países también presentan sus propuestas de proyectos para que sean considerados por el Banco del ALBA y puedan ser ejecutados.

Rodolfo Sanz, secretario ejecutivo del ALBA, junto a Diego Borja visitaron algunos países para conocer algunos proyectos en el área de soberanía alimentaria, salud, educación, energía, telecomunicaciones e infraestructura.

“Queremos que los instrumentos, como el Banco, el Sistema Único de Compensaciones Regional Sucre, Sistema de las empresas transnacionales funcionen de la manera más eficiente y oportuna”, menciona Diego Borja.