Santo Domingo, Xinhua. República Dominicana emitirá bonos por US$1.000 millones en el mercado internacional con el fin de generar parte de los recursos que requiere para financiar un déficit presupuestario de unos 150.000 millones de pesos (US$3.750 millones), anunciaron este jueves las autoridades.

El presidente dominicano, Danilo Medina, promulgó este jueves la ley que autoriza al ministerio de Hacienda a la emisión de los bonos internacionales y otra que, por esa misma vía, avala la contratación de deuda pública por 45.208 millones de pesos (US$1.130 millones) a través de títulos que se colocarán en el mercado interno mediante subastas entre inversionistas locales y extranjeros.

Según la ley, aprobada este miércoles por la Cámara de Diputados y la semana pasada por el Senado, los bonos serán libremente negociables en el mercado secundario, bursátil y extrabursátil, que aplique según la legislación donde se suscriba la emisión y en el mercado de negociación de Títulos Valores de Deuda Pública del Ministerio de Hacienda.

"Los recursos serán utilizados como fuente de financiamiento del déficit contemplado en el presupuesto nacional del 2013", señala la ley.

El presupuesto nacional de este año asciende a unos 530.000 millones de pesos (US$13.250 millones), pero las autoridades esperan recaudar solamente unos 380.000 millones de pesos (US$9.500 millones).

El gobierno de Medina trata de cubrir un déficit fiscal de 187.000 millones de pesos (US$4.734 millones) heredada de la anterior administración, para lo cual el Congreso aprobó una controvertida reforma tributaria con la que se esperan recaudar unos 46.000 millones de pesos (US$1.164 millones).

La iniciativa busca aumentar los ingresos estatales en un 4% del Producto Interno Bruto (PIB), a través de medidas como la ampliación de la base del impuesto a la transferencia de bienes industrializados (valor agregado) del 16% hasta el 18%.

La ley, que entró en vigencia el lunes 10 de este mes, ha sido origen de varias manifestaciones en todo el país, en una de las cuales se produjo la muerte de un estudiante.

La economía dominicana se desaceleró el año pasado y creció 3,8% además de que registró un exceso en el gasto público que obligó a la aplicación de un ajuste fiscal.