Santo Domingo. Una caída de 0,17% experimentaron en junio pasado los precios al consumidor en República Dominicana, según las cifras dadas a conocer por el banco central.

Con este resultado, la inflación acumulada durante el primer semestre se ubicó en 2,87%, una cifra que representa una caída respecto al 3,19% del mismo período de 2009.

La inflación negativa se explica por el comportamiento de los precios de los combustibles, derivado de los movimientos registrados por el petróleo en el mercado internacional, consigna La Nación Dominicana

En cuanto al indicador subyacente -que aísla efectos en los precios de shocks por factores exógenos a la política monetaria, que distorsionan el comportamiento del índice general-, la variación de precios fue de 3,49%, mientras que el acumulado a junio llegó a 1,48%.