Washington. Los republicanos del Senado de Estados Unidos bloquearon una propuesta de US$60.000 millones de la Casa Blanca para reparar puentes, carreteras y otros sistemas de transporte dañados, mientras la agenda de creación de empleos del presidente Barack Obama enfrenta otro obstáculo en el Congreso.

Los 47 republicanos del Senado, un demócrata y un independiente votaron en contra de una parte del plan de estímulo de US$447.000 millones que habría ayudado a trabajadores de la construcción -algunos de los más golpeados después de la burbuja inmobiliaria y la crisis económica.

El proyecto necesitaba 60 votos para avanzar en el Senado de 100 miembros.

Los trabajadores de la construcción enfrentan una tasa de desempleo del 13,3%, según el Departamento del Trabajo, muy superior al índice del 9,1% del país.

El plan de empleos de Obama está muerto en el Congreso, pero los demócratas están presionando a los republicanos para que lo voten parte por parte, mientras ambas partes se vuelven más obstinadas antes de las elecciones presidenciales y legislativas del 2012, en las que se espera que la economía sea un tema decisivo.

Es la segunda vez que los demócratas no logran reunir los votos necesarios para aprobar una parte del paquete de empleos del gobierno de Obama. En octubre, los republicanos rechazaron un plan de US$35.000 millones diseñado para crear o mantener 400.000 empleos de profesores, bomberos y agentes de policía.

"Está más claro que nunca que los republicanos en Washington han perdido el contacto con los estadounidenses de todos los sectores del espectro político", dijo Obama, quien se encuentra en Francia para asistir a una cumbre del G-20, en un comunicado después de que el proyecto fue bloqueado.

Obama está bajo presión para crear empleos y convencer a los votantes antes de la elección presidencial del 2012 de que su Gobierno puede revivir la economía.

Los demócratas esperan pagar el plan con un aumento de impuestos a los más ricos. Eso es una idea imposible para los republicanos, quienes dicen que dañaría la creación de empleos, pero los sondeos muestran que es popular entre la gente.

Bajo el proyecto de ley demócrata, los estadounidenses que ganen más de US$1 millón al año habrían sufrido un alza de un 0,7% del impuesto a la renta.

El senador republicano Orrin Hatch dijo que un importante número de personas afectadas por el alza de impuestos habrían sido dueños de empresas. "Las mismas personas que necesitamos para crear nuevos empleos", afirmó.

El proyecto de ley, copatrocinado por Reid, habría gastado US$50.000 millones en la mejora de caminos, aeropuertos, puentes, líneas de ferrocarril y sistemas de transporte.

También habría destinado US$10.000 millones en financiamiento de préstamos para subvencionar a una institución financiera o banco de infraestructura, para ayudar a pagar por proyectos prioritarios.

Es la segunda vez que los demócratas no logran reunir los votos necesarios para aprobar una parte del paquete de empleos del gobierno de Obama. En octubre, los republicanos rechazaron un plan de     US$35.000 millones diseñado para crear o mantener 400.000 empleos de profesores, bomberos y agentes de policía.