Una reciente escalada de las acciones brasileñas probablemente ya recorrió todo su camino, mostró este viernes un sondeo de Reuters entre estrategas de bolsa.

El optimismo de los inversores sobre la creciente probabilidad de que la presidenta Dilma Rousseff sea impugnada se redujo debido a las preocupaciones acerca de su posible sucesor.

El mismo sondeo también vio un margen positivo limitado para las acciones mexicanas luego de que el índice referencial de acciones del país, el IPC, viera este mes su máximo en casi dos años.

La mediana de las previsiones en el sondeo proyectó al Bovespa en 52.150 puntos a fin de año, solo 4% por encima del nivel actual.

En México, la mediana de las estimaciones de 14 estrategas para el IPC a fin de año se ubicó en 47.500 unidades.