Singapur. Un repunte de las bolsas en Asia perdió fuerza este miércoles, y las acciones japonesas mostraron una reacción apagada luego de la rebaja por parte de Moody's a la calificación de Tokio.

El dólar se debilitó levemente contra el yen luego de que Japón anunció que establecería una línea de crédito de US$100.000 millones para ayudar a las compañías a lidiar con el impacto de una moneda apreciada, pero se abstuvo de intervenir en los mercados.

El oro trepó más de un 1%, luego de caer desde un máximo histórico el martes cuando los inversores pasaron fondos hacia los valores, lo que llevó a las acciones estadounidenses a trepar cerca de un 3%.

Irónicamente, el repunte de Wall Street fue impulsado por más datos negativos estadounidenses, que elevaron las expectativas de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, use un discurso el viernes en una reunión anual del banco central para indicar una nueva ofensiva monetaria.

El 2010, Bernanke usó la reunión de la Fed en Jackson Hole para preparar el terreno para la segunda ronda de alivio cuantitativo del banco central, un programa de compra de bonos por US$600.000 millones diseñado para inyectar efectivo y confianza a los mercados financieros.

Pesimismo. "El mercado se está volviendo más pesimista sobre el panorama económico y está respondiendo con la expectativa de una tercera ronda de alivio cuantitativo", dijo Bricklin Dwyer, economista de BNP Paribas, en una nota a clientes.

Pero aunque se espera que Bernanke reconozca su decepción frente al ritmo de crecimiento en la economía, muchos observadores de la Fed creen que las posibilidades del anuncio de una nueva operación de compra de bonos son limitadas.

"Creo que veremos (una tercera ronda de alivio cuantitativo) porque Estados Unidos necesita crecimiento, pero no creo necesariamente que la veamos el viernes", dijo Neil Dwane, presidente financiero para Europa de RCM.

Las bolsas en Asia abrieron con un alza pero rápidamente volvieron a territorio negativo, con el índice MSCI de acciones en el Asia Pacífico excluyendo a Japón cediendo un 0,8%.

El referencial japonés Nikkei cayó un 1,1%.

Moody's anunció poco después de la apertura en los mercados de Asia que rebajaría la calificación de Japón en un nivel a Aa3, reflejando una baja previa de su rival S&P, y dijo que la decisión se debió a la acumulación de deuda nipona desde la recesión global del 2009.

El dólar rápidamente se alejó desde un máximo intradiario de 76,88 yenes, y cotizaba levemente a la baja en la jornada en torno a 76,60 unidades luego del anuncio de Japón sobre la nueva línea de crédito.

En los mercados de materias primas, el oro subía un 1%, justo por debajo de US$1.850 la onza, luego de sufrir el martes su mayor declive diario en 18 meses.

El petróleo estadounidense, que ha tendido a seguir la dirección de las acciones en los meses recientes, cayó un 0,2%, a 85,30 dólares el barril.