Washington. El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, recordó este jueves en una reunión con legisladores a puertas cerradas que no abordar los recortes al gasto y alzas de impuestos automáticas a fines de este año podría dañar una frágil recuperación económica, dijeron asesores del Congreso.

El presidente de la Fed ha advertido reiteradamente que la inactividad del Congreso frente a lo que se ha llegado a conocer como "el abismo fiscal" podría dañar el crecimiento si no se abordan los temas.

"Es muy importante decir que si no se toman medidas de parte de las autoridades fiscales, el tamaño del abismo fiscal es tal que, creo, no hay absolutamente ninguna posibilidad de que la Reserva Federal pueda o tenga capacidad alguna para compensar ese efecto sobre la economía", dijo en una conferencia de prensa el mes pasado.

Bernanke habló durante unos diez minutos con los demócratas del Senado en un almuerzo, por invitación de los legisladores, y luego recibió preguntas, dijeron asesores del Senado.

Bernanke no dijo nada a los legisladores que no haya dicho públicamente antes, y sus advertencias no fueron más severas que las que ha hecho en el pasado, dijeron las fuentes.

"No se necesita a un científico espacial para preocuparse sobre el abismo fiscal", dijo el presidente del Comité tributario del Senado, Max Baucus, al National Journal, que reportó inicialmente la reunión.

Los legisladores enfrentan la posibilidad de tener que lidiar con varios temas fiscales delicados antes de fin de año.

Los recortes tributarios creados por el ex presidente George W. Bush expiran a fines del 2012, lo que significa que casi todos los contribuyentes estadounidenses tendrán que pagar más impuestos a menos que los beneficios sean prolongados.

A la vez, entrará en vigor un recorte de US$1,2 billones en el gasto en programas federales como resultado de un acuerdo presupuestario del Congreso logrado el año pasado.

Se espera que Estados Unidos alcance nuevamente su límite de endeudamiento legal a fines de este año. El Congreso debe acordar aumentar el límite o partes del gobierno podrían dejar de funcionar.