Dallas, EE.UU. Richard Fisher, presidente de la Reserva Federal de Dallas, Texas, reiteró este miércoles 15 de agosto de 2012 que un nuevo estímulo monetario no ayudará a impulsar el empleo e incluso podría perjudicar la economía estadounidense al generar incertidumbre en los mercados.

Fisher, conocido por su posición reacia contra la inflación, es tradicionalmente un férreo opositor a nuevas medidas de estímulo dentro de la FED.

Esto lo diferencia de colegas como su homólogo de la FED de San Francisco John Williams, quien defiende la idea del estímulo para ayudar a bajar la tasa de desempleo.

En una entrevista con la cadena CNBC, Fisher reiteró su pedido de que los legisladores brinden una mayor "claridad fiscal" para dar la certidumbre que, según él, necesitan las empresas para tomar decisiones sobre inversiones y contratación de personal.

"Tienen que hacer algo", dijo en referencia a los miembros del Congreso estadounidense.