Washington. La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo las tasas de interés sin cambios este miércoles pero dijo que preveía que la inflación aumentará este año, una señal de que sigue en camino a subir los costos de endeudamiento nuevamente en marzo, bajo el nuevo liderazgo de Jerome Powell.

La Fed dijo que espera que la economía se expanda a un ritmo moderado y que el mercado laboral se mantenga fuerte en 2018, tras mencionar que se mantuvieron sólidos el empleo, el gasto de los hogares y la inversión.

"Se espera que la inflación sobre una base de 12 meses aumente este año y se estabilice" en torno al objetivo del 2%, dijo la Fed en un comunicado luego de una reunión de política monetaria de dos días, la última bajo la presidencia de Janet Yellen.

La Fed sostuvo que su comité eligió unánimemente a Powell para suceder a Yellen, a partir del 3 de febrero.

No se espera un cambio dramático por parte de Powell, que ha trabajado de cerca con Yellen, quien encabezó el alza del costo del crédito desde los niveles cercanos a cero que se usaron para enfrentar la recesión de 2007-2009.

En su comunicado de política monetaria de este miércoles, la Fed repitió que espera que se justifiquen más aumentos de tasas graduales.

Los funcionarios de la Fed han tenido más confianza en los últimos meses porque la economía estadounidense se ha fortalecido y la tasa de desempleo bajó a un mínimo de 17 años de un 4,1%.

El banco central estadounidense subió sus tasas tres veces el año pasado y actualmente proyecta otras tres alzas en 2018, mientras sigue reduciendo su balance. Los inversores, que en su totalidad habían descartado un movimiento en la reunión de esta semana, están apostando con fuerza a un incremento del tipo de interés en marzo y dos más en el resto del año.

En su comunicado, la Fed actualizó su descripción de las perspectivas de alzas de los precios y señaló que las medidas de inflación basadas en el mercado han aumentado en los últimos meses, a pesar de que siguen siendo bajas.

El texto no abordó el posible impacto en el crecimiento económico de una reforma impositiva del gobierno del presidente Donald Trump.

No hubo disenso en la decisión de la Fed de este miércoles.