Honolulu. Las recientes señales de mejoría en la economía estadounidense son alentadoras, pero el rebote ha sido anémico y la Reserva Federal debe "seguir aplicando políticas de estímulo monetario con fuerza", expresó este jueves el presidente de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams.

"Estamos lejos del desempleo máximo. Y espero que la inflación caiga este año por debajo del nivel de un 2% que vemos como consistente con nuestro mandato", escribió Williams en un discurso preparado para una conferencia en Honolulu, Hawái.

A pesar de una reciente caída en la tasa de desempleo a un 8,3%, Williams dijo que espera que el nivel se mantenga por encima del 8% entrando al próximo año y "muy por encima" de un 7% durante varios años.

"Permítanme enfatizar, sin embargo, que las cosas en general son cada vez mejores. Pueden sentir un mayor optimismo, aunque un optimismo cauteloso", sostuvo Williams, un miembro con derecho a voto este año en el panel que fija las políticas de la Reserva Federal.

Sin embargo, Williams declaró que un estímulo adicional podría ser necesario si la economía tropieza de nuevo.

"Podríamos tener que hacer más si la recuperación tambalea o si la inflación se mantiene muy por debajo de un 2%. Si la economía necesita un mayor estímulo, reiniciar nuestro programa de compra de valores respaldados por hipotecas probablemente sería el mejor curso de acción", agregó.