Las reservas cambiarias chinas subieron levemente en marzo, pero un poco menos de lo que esperaba el mercado, debido a que medidas de control de capital y una apreciación del dólar contribuyeron a contener las salidas de divisas.

Las reservas chinas aumentaron en US$3.960 millones durante marzo, a un total de US$3.009 billones.

En enero, las reservas habían caído a menos de los US$3 billones, pero un mes más tarde volvieron a subir sobre ese nivel, con un incremento de US$6.920 millones a US$3.005 billones, en su primer incremento en ocho meses.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban que las reservas cambiarias chinas subieran en US$5.000 millones en marzo a US$3,01 billones.

Capital Economics dijo que la estabilidad de las reservas en marzo "sugiere que la reciente reducción de salidas de capital ha permitido al Banco Popular de China disminuir la intervención cambiaria".

El más reciente dato de reservas cambiarias chinas se conoce en momentos en que el presidente chino, Xi Jinping, se reúne con su par estadounidense, Donald Trump, en Florida.

En marzo, hubo por primera vez desde abril de 2016 dos meses consecutivos de alzas.

En tanto, el valor de las reservas de oro chinas cayó a US$73.740 millones a fines de marzo desde US$74.376 millones a fines de febrero, según datos publicados en el sitio web del Banco Popular de China.