Pekín. Las reservas en moneda extranjera de China se dispararon a un récord de más de US$3 billones a fines de marzo, mientras que la oferta de circulante superó los pronósticos, amenazando con agravar los problemas de inflación y provocar más endurecimiento monetario.

Los bancos chinos extendieron 679.400 millones de yuanes (US$104.000 millones) en nuevos préstamos en moneda local en marzo, mientras que el indicador M2 de oferta de circulante subió un 16,6 por ciento interanual, ambas cifras por encima de las expectativas del mercado.

Ponerle freno al crecimiento del dinero y del crédito ha sido una parte crucial de la campaña de Pekín por frenar la inflación, que probablemente alcance un máximo de 32 meses del 5,4% en un año a marzo, según reportes de medios.

Después de hacer progresos a inicios de año en drenar el exceso de efectivo, el Banco Popular de China pareció perder terreno en marzo.

"Los últimos números muestran que todavía es demasiado pronto para que China alivie su endurecimiento monetario. China aún necesita mantener una política estricta en los próximos meses", dijo Qu Hongbin, economista jefe para China de HSBC.

Repunte de inflación

Al observar el primer trimestre como un todo, el banco central ha tenido relativo éxito en controlar la emisión de créditos, dijo Liu Hongke, economista de CCB International Securities en Pekín.

Liu notó que los 2,24 billones de yuanes en nuevos créditos en los primeros tres meses del año equivalieron a cerca del 30% de la meta anual del Gobierno, exactamente en línea con donde quería estar en esta etapa.

"Demuestra que el banco central está haciendo un buen trabajo", dijo Liu.

Pero agregó que China debería elevar nuevamente los requerimientos de reservas muy pronto para absorber el exceso de liquidez.

La inflación china se aceleró hasta un 5,4% en 12 meses a marzo, dijo el jueves un medio de Hong Kong, reforzando el interés del gobierno en frenar las alzas de precios.

Economistas consultados por Reuters esperaban que la inflación de marzo llegara al 5,2%, por encima del 4,9% de febrero.

El sitio web de Phoenix TV de Hong Kong, citando una fuente no identificada, dijo que la inflación anual a marzo se ubicó entre un 5,3% y 5,4%, un máximo de 32 meses.

Los datos oficiales serán entregados este viernes.

Una medida de las dificultades enfrentadas por China para atenuar la inflación fue un incremento de casi US$200.000 millones en el primer trimestre en sus reservas en moneda extranjera, las más grandes del mundo, a US$3,05 billones.

El rápido incremento en las reservas podría dar cuenta de los fuertes influjos de capital, dado que China tuvo un déficit comercial de US$1,02 billones en el primer trimestre, su primer saldo negativo trimestral desde el 2004, lo que podría complicar la lucha gubernamental contra la inflación.

"Podría ser una señal de los sólidos influjos de capital, que implica que habrá espacio para más alzas en los ratios de requerimientos de reservas y medidas más estrictas de control de crédito", dijo Connie Tse, economista de Forecast Pte en Singapur.