El saldo de las reservas monetarias internacionales de Honduras se ha mantenido estable en el transcurso del presente año. Un informe del Banco Central revela que el saldo al 16 de junio de 2011 fue de US$3.085,9 millones.

Con esa cantidad de recursos, el país puede cubrir tres meses y medio de importaciones de bienes y servicios.

El compromiso del gobierno del presidente Porfirio Lobo Sosa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es contar con reservas para cubrir tres meses de importaciones.

La estabilidad de las reservas se explica por una mayor entrada de divisas generadas por las exportaciones de café, situación que ha compensado el incremento internacional de los derivados del petróleo. Esa situación ha permitido a la administración Lobo Sosa no usar el préstamo de US$202 millones autorizado por el FMI destinado para la balanza de pagos.

El programa económico vigente con el Fondo Monetario desde el 1 de octubre de 2010 contempla como meta una acumulación anual de reservas internacionales netas por 220 millones de dólares durante 2011. Al 31 de diciembre del año pasado, el saldo alcanzó US$2.719,3 millones.

Al cierre del presente año, el Banco Central deberá contar con US$2.940 millones para asegurar tres meses de importaciones de bienes y servicios durante 2012.