Ciudad de México. Al concluir la semana del 12 al 16 de febrero, las reservas internacionales de México se incrementaron en US$227 millones, respecto a la semana previa. Ésta figura como su mayor expansión en siete semanas y la primera luego de caer por dos periodos consecutivos.

El estado de cuenta semanal del Banco de México (Banxico) revela que, tras este movimiento, el saldo de las reservas cerró la semana en US$173.024 millones, alcanzando el mayor nivel para los activos internacionales desde el 26 de enero.

El incremento en las reservas fue el resultado de la salida de US$153 millones de la reserva bruta del banco central y de la adición de US$381 millones por pasivos a menos de seis meses.

Al interior de la reserva bruta, en el transcurso de la semana se acumuló una venta de US$662 millones al Gobierno Federal y una compra de US$152 millones a Pemex. Además, se añadieron US$357 millones por la revaluación de activos internacionales durante el periodo.

Respecto a la base monetaria, se advierte que entre el 12 y el 16 de febrero ésta se redujo en 422 millones de pesos (US$22.7 millones), con lo que los billetes, monedas y depósitos bancarios en cuenta corriente de Banxico alcanzaron un saldo de 1.49 billones de pesos (US$80.488 millones), que señala un aumento anual de 7,5%.

En cifras acumuladas, la base monetaria se ha contraído en 55.901 millones de pesos (US$3.019 millones) respecto al cierre de 2017.