Lima. Los resultados de la visita de Estado del presidente Pedro Pablo Kuczynski a la República Popular China realizada la última semana empezarían a verse en un plazo que va de los 30 días hasta los seis meses, señaló el presidente del CFA Society Perú y CEO de El Dorado Investments, Melvin Escudero.

Precisó que dichos resultados podría evidenciarse a través de decisiones de inversión de empresas chinas hacia Perú, mayor afluencia de turistas chinos a nuestro país o financiamientos de capitales chinos para la ejecución de proyectos en territorio peruano.

"Es un proceso bilateral y multidimensional que impacta en diferentes sectores de la economía. En un plazo de entre 30 días y seis meses vamos a evaluar si el viaje fue fructífero, pero creo que sí", manifestó a la Agencia de Noticias Andina.

Destacó que el "timming" (momento) del viaje del Jefe de Estado es propicio toda vez que hay a nivel mundial un sentimiento de volver a mirar a los mercados emergentes como importantes plazas de inversión.

"Desde hace semanas que el mercado global viene revaluando la posibilidad de regresar sus capitales a mercados emergentes y China concentra un alto potencial inversionista", indicó.

Señaló que el viaje del mandatario abre oportunidades para que empresarios chinos puedan ser socios estratégicos en el objetivos de reducir la brecha de infraestructura del país, teniendo en cuenta que el Estado no tiene la capacidad para financiar la inversión necesaria.

"Es una oportunidad excelentes para que empresarios chinos, con la experiencia adquirida en su país, puedan desarrollar infraestructura en Perú a través de puertos, aeropuertos, energía, entre otros", anotó.

Resaltó que otro punto importante el posible acceso a financiamiento del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura, que permitirá tomar financiamientos a menor costo y a más largo plazo.

"Este banco es muy similar al Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (DIB) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y nos permitirá acceder a prestamos para la ejecución de proyectos de infraestructura con tasas blandas", apuntó.

A su turno el director de la Maestría en Gestión Pública de la Universidad del Pacífico y ex director del Banco Central de Reserva (BCR), Carlos Oliva, aseveró que el viaje de Jefe de Estado representa un paso importante para empezar a recuperar los niveles de inversión privada en el país.

"Es muy importante promover inversiones extranjera y en ese sentido la señal que está dando el Presidente es que durante su mandato va a estar preocupado por promocionar el Perú. Eso es una buena señal", señaló a la Agencia de Noticias Andina.

Explicó que lo primero que impulsaría la visita de Estado serían las exportaciones, toda vez que una reunión de mandatarios podrían agilizar la eliminación de barreras arancelarias a productos peruanos.

Es ese sentido destacó el oportuno acompañamiento del empresariado al viaje del Presidente puesto que permitirá que dichos empresarios puedan detectar oportunidades de negocio en China.

Dijo que otro sector a dinamizarse rápidamente es el Turismo pues estos acercamientos entre autoridades generarían vuelos directos entre ambos países para elevar el número de visitantes.

De igual modo aseveró que una sociedad comercial más estrecha con China es muy importante para la economía peruana, pese a que el gigante asiático se encuentra en un proceso de desaceleración.

"Si bien ya no crece de manera boyante, sí crece de manera sostenida por encima de 6% y un crecimiento de ese nivel para la economía china involucra muchísimo dinero. No es lo mismo un crecimiento de 20% de Guyana que una expansión de 6% de China", manifestó.

Ese sentido apuntó que está en manos de las autoridades peruanas y el empresariado local el crear las oportunidades para absorber en parte el crecimiento de China.