-La comunidad internacional debería centrar sus esfuerzos en crear y hacer crecer el empleo, especialmente para los jóvenes.

-El capitalismo y el libre mercado deberían ser más responsables de las necesidades de la sociedad, dijo el profesor Klaus Schwab.

-El tema de las reunión anual 42 del Foro Económico Mundial fue: La Gran Transformación: pensando nuevos modelos.

DAVOS, SUIZA. La 42° reunión anual del Foro Económico Mundial terminó hoy, con los líderes empresariales urgiendo para promover el crecimiento económico y el empleo, especialmente para los trabajadores más jóvenes. "El empleo debe ser nuestra prioridad número uno", declaró Vikram Pandit, director ejecutivo de Citi. A esto adhirió el director de Unilever, Paul Polman: "es inaceptable que 200 millones de personas (en el mundo) no puedan entrar al mercado laboral".

Para conducir este crecimiento, indispensable para recuperarse de la recesión mundial, los gobiernos tienen que proveer las condiciones adecuadas, políticas y liderazgo. "Pensamos que el gobierno debería colaborar en el éxito de la industria y otro sectores", dijo la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg. "La inversión en educación e infraestructura es crítica". Para Alejandro Ramírez, director ejecutivo de Cinepolis, el foco debería ponerse en la cada vez más amplia desigualdad económica. "Necesitamos reducir la desigualdad de ingresos que estamos viendo en todo el mundo, lo que aumenta la recesión".

En la misma sesión, otros dos co-presidentes de importantes empresas hicieron un llamado a los 2600 asistentes a transformar las palabras en acciones. "Necesitamos encontrar nuevas formas de trabajar juntos, dijo Peter Voser, director ejecutivo de la petrolera Royal Dutch Shell. "Necesitamos pasar del debate a la acción". Según Yasuchika Hasegawa, presidente y director ejecutivo de la farmacéutica Takeda, "no deberíamos estar sólo hablando, deberíamos estar implementando. Estamos llamados a mejorar el estado del mundo. Y lo vamos a hacer".

En el plenario de cierre de la reunión anual, Klaus Schwab, fundador y director ejecutivo del Foro Económico Mundial, dijo que las discusiones de los últimos 5 días dejaron claro que la comunidad internacional debería trabajar en conjunto para crear nuevos modelos de gobierno y empresa, para avocarse derechamente en solucionar los problemas que tienen las personas. "Tenemos que hacer al capitalismo y al libre mercado mucho más responsables de las necesidades sociales", remarcó. "Si los negocios no están sirviendo a la sociedad, entonces el negocio no es sustentable". El Premio Nóbel de la Paz Muhammad Yunus, director del Yunus Centre, estuvo de acuerdo. "Para provocar ese cambio en la mentalidad del mundo, tiene que haber un líder visionario. Tenemos que gastar mucho tiempo 'visionando'. A menos que tengamos una visión, estamos perdidos".

El tema de la reunión anual 2012 fue "La Gran Transformación: Pensando nuevos modelos". Con el foco puesto en la crisis de la deuda en la Eurozona, hubo un intercambio de miradas de los modelos económicos y medidas necesarias para asegurar la prosperidad del continente europeo.

La canciller alemana Ángela Merkel pidió "más Europa", con reformas estructurales y ajustes de cinturón, y sobre todo mobilidad del mercado laboral para apoyar la reactivación económica. Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, pidió precaución con el sector bancario europeo, que está entrando en una fase crítica, con 230 millones de Euros en bonos que vencen en el corto plazo, y pese a la asertiva acción del BCE y de los bancos del continente, que han advertido de la posibilidad de un nuevo quiebre en el sistema crediticio.

Christine Lagarde, Directora del FMI, dijo que "ningún país es inmune y estamos todos interesados en resolver esta crisis de forma adecuada. Timothy Geithner, secretario del tesoro de Estados Unidos, estuvo de acuerdo en el pronóstico de que su país debería crecer entre 2 y 3% este año, pero advirtió que esas cifras podrían bajar con una crisis en la Eurozona.

El primer ministro japonés Yoshihiko Noda, también ofreció su apoyo. "Japón esta listo para ayudar a la Eurozona tanto como sea necesario", aseguró, y también mencionó que Japón está trabajando con Corea del Sur e India para prevenir que la crisis de la deuda se contagie a Asia.

En un "extraordinario acto de filantropía", la fundación Bill & Melinda Gates anunció un fondo extra de US$750 millones para la Fundación Mundial para combatir el Sida, la Tuberculosis y la Malaria. "Esta es una época dura económicamente, pero no hay excusa para recortar la ayuda a los más pobres", dijo Bill Gates, co-presidente de la Fundación Gates. En una sesión de seguridad alimentaria, Gates argumentó que es "optimista" en el desafío de doblar la producción de comida para 2050, cuando habrá que alimentar a nada menos que 9 mil millones de seres humanos.

A un año del comienzo de la Primavera Árabe, con la que se reconfiguró el mapa de poder del Medio oriente, el nuevo Primer Ministro de Túnez, Hammadi Jebalo, prometió que la nueva constitución del país garantizaría la libertad de prensa, independencia del poder judicial y fin a la discriminación. "No habrá más disriminación, ni de género, ni religiosa, ni por idioma".

A través de un video, Aung San Suu Kyi llamó a la comunidad internacional a apoyar a la población de Myanmar (Birmania) a democratizar de verdad su país.

Las transformación también está en África. Cinco jefes de Estado africanos -de Sudáfrica, Guinea, Tanzania, Etiopía y Kenya- utilizaron la Reunión Anual para hacer llamados a una mejor cooperación entre las naciones del continente, y para avanzar hacia un mercado común.

Haití también dio esperanzas. Dos años después de un devastador terremoto, el presidente Michel Joseph Martelly, dijo a los participantes del FEC que su país no quiere "más ayuda que el comercio. No tenemos miedo del futuro".

En conjunto con la estadounidense Secretaria de Estado Janet A. Napolitano, el "equipo de riesgo" del foro lanzó el reporte "Nuevos modelos para enfrentar los riesgos en las cadenas de suministro y el transporte", un documento que pone como primer paso la colaboración entre el gobierno de Estados Unidos y la Red de Riesgo, lo que ayudará a forjar cadenas de suministro más resistentes y seguras en el futuro.

El FEC también lanzó una nueva iniciativa para mejorar la resistencia a "ciber riesgos". La "Asociación para la Resistencia Cibernética" es un conjunto de principios compartidos, firmados y endosados por directores ejecutivos de compañías que reconocen la interdependencia de todas las organizaciones en el combate de los riesgos cibernéticos, y su rol en contribuir para un entorno digital más seguro.

La energía limpia y sustentable también es un factor clave. Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, llamó a una "masiva movilización en ese sentido", asegurando que "entregando energía sustentable para todos, podremos revitalizar el crecimiento económico, proteger nuestro planeta Tierra y esparcir los beneficios del desarrolo de forma más equitativa".