Ciudad de México. La consultora británica Oxford Economics informó estel viernes que rebajó sus perspectivas para el crecimiento económico de América Latina en 2018 y 2019, en medio de precios del crudo más altos y un dólar estadounidense fortalecido.

La firma de análisis ahora proyecta una expansión económica para Latinoamérica del 1,9% para este año, contra el 2,0% previo.

Hacia el 2019, Oxford Economics redujo su pronóstico a un 2,6%, desde el 2,9% anterior.

"Brasil y Argentina son los principales responsables de nuestra rebaja al pronóstico, mientras que Colombia se verá beneficiada por los precios más altos del petróleo", dijo el economista senior de la firma, Carlos de Sousa, en un reporte a sus clientes.

En el caso de Brasil, la mayor economía de la región, la consultora dijo que veía un panorama menos optimista como resultado de una moneda más débil, una desaceleración de la economía en el primer trimestre y un menor crecimiento de algunos de sus socios.

En lo que respecta a Argentina, Oxford Economics describió al país como "el mayor perdedor de la región" en la coyuntura reciente, debido en gran medida al ajuste macroeconómico "excesivamente gradualista".

La firma británica rebajó el pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil, a un 1,9% desde el 2,2% para el 2018. El de 2019 bajó a un 2,9%, desde el 3,1%.

En lo que respecta a Argentina, Oxford Economics describió al país como "el mayor perdedor de la región" en la coyuntura reciente, debido en gran medida al ajuste macroeconómico "excesivamente gradualista" por parte del presidente Mauricio Macri.

La consultora rebajó su pronóstico para el PIB argentino a un 2,0% este año, desde un 2,8%; en tanto que el de 2019 lo redujo a un 2,2%, desde un 3,3%.

"Pero no esperamos que la actual turbulencia lleve al país hacia una recesión económica", explicó De Sousa.

Para Colombia, Oxford Economics estimó que los mayores precios del petróleo darán impulso a sus exportaciones y le permitirá una reducción mucho más rápida de su déficit en la cuenta corriente, hacia un 2,5% del PIB al final de 2018.

"Esto, a la vez, brindará apoyo al peso colombiano y le permitirá al banco central mantener una posición de política monetaria expansiva durante más tiempo, lo que estimulará la demanda interna", indicó.

Para México, la segunda mayor economía de la región después de Brasil, los pronósticos de crecimiento se mantuvieron en un 2,3% tanto para 2018 como para 2019, estimó la firma.

Los precios internacionales del petróleo han subido en días recientes como consecuencia de una probable caída en la producción petrolera de Irán, una vez que entren en vigor las sanciones anunciadas por Estados Unidos.

El martes pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la retirada de un histórico acuerdo nuclear con Irán y prometió imponer "el más alto nivel" de sanciones económicas contra Teherán.