Pekín. Los riesgos de deuda de los gobiernos locales son controlables, y la campaña anti-inflacionaria de China es menos urgente, pero Pekín debe estar lista para usar los "instrumentos apropiados" frente a turbulencias externas, dijo el jefe del Banco Central de China en una entrevista publicada el domingo.

"Tenemos que estar preparados para un débil entorno exterior", sostuvo Zhou Xiaochuan, citado por medios estatales. Zhou añadió que a pesar de los riesgos, la economía china tiene el impulso necesario para crecer con fuerza en el 2012.

Los comentarios se producen tras el fin de una conferencia de labor financiera celebrada en Pekín el sábado. En el discurso final de la conferencia, el primer ministro, Wen Jinbao, instó al país a reducir los riesgos que emanan de la deuda de los gobiernos locales, y pidió por una mejor regulación para controlar los riesgos.

Los economistas creen que hay de 2 a 3 billones de yuanes (US$314 a 470mil millones) de préstamos malos acechando entre los 10,7 billones de yuanes (US$1,6 billones) de deuda que los gobiernos locales tenían hacia el final del 2010. Los gobiernos se endeudaron fuertemente durante la crisis financiera mundial como parte del gran esfuerzo de estímulo fiscal de China.

Zhou dijo que si bien los riesgos de inflación eran más bajos, mantener los precios bajos sigue siendo una prioridad.

"No deberíamos aflojar las políticas para frenar el excesivo aumento de precios al consumidor, y razonablemente manejar las expectativas de inflación", acotó.

La inflación cayó a 4,2% en noviembre, bajando de un máximo de 3 años de 6,5% en julio.

Cuando se le preguntó acerca de los riesgos para China de una recesión mundial, Zhou dijo que probablemente el país verá un "retiro masivo de capital extranjero", reportó la agencia Xinhua.

Zhou dijo que la banda de flotación del yuan se podría aumentar cuando las entradas y salidas de capital del país estén más equilibradas. En la actualidad, la moneda china puede subir o bajar un 0,5% desde un punto medio fijado diariamente por el Banco Central.