Toronto. El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó el firme compromiso de su administración con las medidas de austeridad y estabilización financiera aprobadas para mantener la crisis de deuda bajo control.

"Tenemos total confianza en las medidas aprobadas en el Congreso y en el fondo que hemos fijado (para recapitalizar bancos españoles con problemas)", dijo Rodríguez Zapatero este domingo, durante la cumbre del G-20 celebrada en Toronto.

El programa para reducir el déficit español de forma progresiva del 9,2% al 3% en 2013 representa "un esfuerzo enorme" que el gobierno está totalmente comprometido a alcanzar, dijo. "Es fundamental para la salud económica de España", dijo.

Tras el reventón de la burbuja inmobiliaria y una recesión que ha dejado el país con una tasa de desempleo superior al 20%, España se ha vuelto a ver afectada este año por considerarse una de las candidatas a contagiarse de la crisis de deuda soberana de Grecia.

Ante el rápido aumento del costo para asegurar su deuda, el gobierno español se vio obligado a anunciar una serie de severas medidas de austeridad para reducir el déficit que se aprobaron en el Congreso el mes pasado.

El Banco de España también ha movido ficha para intervenir cajas de ahorros en quiebra a través de un fondo especial para consolidar sus activos durante el proceso.