Madrid. España no tiene previsto llevar a cabo más recortes de gastos luego de haber aplicado una serie de medidas de austeridad este año, dijo el presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, en una entrevista publicada este domingo por el diario El País.

El gobierno aprobó en mayo un plan de austeridad de 15.000 millones de euros, que incluyó el recorte de salarios de funcionarios públicos y la remoción de la ayuda a la maternidad, conocida como cheque-bebé, a fin de alejar los temores de que España se dirigía hacia una crisis de deuda.

"No hay ninguna previsión de que hagan falta más recortes", declaró al diario el presidente.

Los mercados han comenzado a diferenciar a España de otros posibles puntos problemáticos de la zona euro como su vecino Portugal o Irlanda, que está considerando un acuerdo de ayuda internacional valorado en miles de millones de euros para apoyar a sus vapuleados bancos.

España obtuvo una sólida demanda para sus 3.600 millones de euros de deuda a largo plazo el jueves, lo que demuestra que los compradores adoptaron un punto de vista relativamente positivo sobre las perspectivas de España tras las medidas adoptadas este año, que incluyen una reforma del mercado laboral y una renovación del sistema bancario.

El presidente del gobierno socialista dijo que era esencial que la reforma de las pensiones se llevara a cabo en el primer trimestre del próximo año.

"La reforma tiene que tener un resultado de ahorro del gasto en pensiones y un resultado de sostenibilidad", declaró Zapatero, indicando que eso no quería decir que se necesitaban más recortes.

Zapatero, que recordó los peores días de la crisis en mayo, no mencionó la situación actual de Irlanda durante la extensa entrevista con El País.

El mandatario declinó decir si se presentaría de nuevo para las elecciones de 2012, afirmando que tomaría la decisión en el momento adecuado.

Zapatero, que lleva en el poder desde el 2004, ha perdido popularidad a raíz de la crisis económica que ha visto cómo los hogares se endeudaban hasta niveles récords y el desempleo subía al punto más alto entre las naciones ricas.

En una nueva encuesta publicada el domingo por el diario La Razón, el opositor Partido Popular tiene una ventaja de 13 puntos porcentuales sobre el gobernante PSOE, mientras el índice de popularidad de Zapatero cayó al cuarto puesto de entre varias figuras políticas españolas.