Río de Janeiro. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró este sábado que las expectativas de recuperación de la economía mundial en 2014 están "frustradas" y que el panorama económico global "no avanzó mucho desde julio".

Desde Brisbane, Australia, donde participa de la cúpula del Grupo de los 20 (G-20) este final de semana y donde se reunió con los jefes de Estado del grupo de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), Rousseff lamentó la actual situación económica.

"Infelizmente, el cuadro económico mundial no avanzó mucho desde julio último. Llegamos a final de 2014 viendo frustradas nuestras expectativas iniciales de recuperación de la economía mundial", explicó la presidenta, quien fue reelegida por cuatro años más a finales de octubre.

Rousseff también comentó la creación del Nuevo Banco de Desarrollo (NBD) de los Brics, que el grupo acordó en julio durante la última reunión que los cinco países mantuvieron en Fortaleza (Brasil).

"En medio de las dificultades de coyuntura internacional, fue fundamental que, en nuestro último encuentro, en Brasil tuviéramos aprobado la creación de dos importantes instrumentos, el Banco de Desarrollo de los Brics y el Acuerdo Contingente de Reservas, para potenciar nuestra actuación económica y financiera", aseveró.

En la reunión de la cúpula del G20, que debe centrarse en la retomada del crecimiento de la economía mundial, Brasil defenderá un crecimiento que se logre con medidas de medio y largo plazo.